jueves, 28 de diciembre de 2017

Los papeles de la Transición en Madrid

VICTORIA GALLARDO
Madrid 27 DIC 2017

Uno de los fanzines publicados en la Transición y que se puede ver en la exposición 'Letras Liberadas'. E.M.

Hace no mucho tiempo, Madrid sonaba a cambio y a transformación. Era el Madrid que pasó del blanco y negro al color. El que estiraba los días en la calle y alargaba las noches en la sala Rock-Ola. La Movida es uno de los episodios protagonistas de Letras liberadas. Propaganda, cultura y arte gráfica en el Madrid de la Transición. Entre periódicos, revistas, carteles electorales, octavillas, fanzines, caricaturas, discos, chapas y otros soportes que integran una colección de más de 350 artículos, esta exposición refleja los cambios que trajo consigo el paso de la dictadura a la democracia, haciendo hincapié en el papel de dinamizador cultural del Ayuntamiento madrileño tras las primeras elecciones municipales de la democracia, celebradas en 1979.

Comisariada por el periodista Javier Domingo, propietario de muchas de las piezas, la muestra, que podrá visitarse hasta el 15 de abril en la Imprenta Municipal (Concepción Jerónima, 15), es la continuación de Letras clandestinas, que el pasado año quiso abordar las duras condiciones de publicación y difusión durante los años de dictadura. Al igual que su predecesora, Letras liberadasaparece estructurada en cinco capítulos que narran, en orden cronológico, la historia de la capital entre 1975 y 1982, año en el que el PSOE liderado por Felipe González cosechó su primera mayoría absoluta.
Junto a carteles que rezan "No a la OTAN" o que reclaman la mayoría de edad y el voto a los 18 años, se intercalan lemas como "Siembra tu futuro" o "Mete la democracia en la cesta de la compra", ambos adoptados por el PCE. En esta mirada al pasado, que también recoge el último mensaje de Francisco Franco, el primero del Rey Juan Carlos I o el manifiesto de la creación de la Unión de Centro Democrático, la figura de Enrique Tierno Galván es otra de las más reseñadas. Entre los distintos documentos que aluden a su persona, destaca el comunicado fechado en octubre de 1979 en el que, no sin antes recordar que "Madrid cuenta con más de 40.000 papeleras que se usan poco", el alcalde recuerda a los vecinos de la Villa y Corte la importancia de cumplir unas normas básicas de educación cívica, especialmente en lo que a la recogida de basuras se refiere. Lo contrario daría "testimonio de falta de responsabilidad y buena crianza".

De la litografía al grafiti

Con el permiso de Almodóvar, pintores, fotógrafos y diseñadores como Alberto CorazónOuka Leele o Guillermo Pérez Villalta fueron algunos de los nombres que comenzaron a sonar fuerte en la eclosión artística que, poco a poco, empezó a desvincularse de las corrientes predominantes hasta entonces. Todos ellos hacen acto de presencia en el apartado La imagen plástica de un periodo, en el que destaca el cartel que ilustró la exposición del Guernica en el Casón del Buen Retiro. Otros de los carteles que sobresalen por su estética y colorido son los empleados en aquellos años para publicitar eventos como ciclos de cine, la celebración de los carnavales o la festividad de San Isidro.
La muestra incluye también el mural que Juan Carlos Argüello, popularmente conocido como Muelle, ejecutó para la feria ARCO y que, hasta ahora, se encontraba en el Museo de Historia. Según detalló Europa Press, cuando finalice la exposición, la obra permanecerá en la Imprenta como fondo propio. Reconocido por la retorcida rúbrica rematada con una flecha que plasmó por infinidad de espacios públicos en la década de los 80, Muelle entró el pasado año en el callejero madrileño, después de aprobarse dedicarle una calle en el distrito de Latina, con los votos a favor de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos y la abstención del PP. Recientemente, otra firma suya ha sido descubierta bajo un zócalo de cemento en el barrio de Las Letras, durante las obras de rehabilitación de un edificio.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario