viernes, 4 de mayo de 2018

Carmena exige los 10 primeros puestos de la lista para volver a ser candidata


Podemos no pone trabas, ha transmitido la petición a Izquierda Unida y los de Alberto Garzón se oponen

Manuela Carmena está dispuesta a repetir como candidata de Ahora Madrid al Ayuntamiento de la capital. Pero en esta ocasión pondrá unas condiciones mucho más severas que hace cuatro años para liderar la coalición de Podemos e Izquierda Unida con varias plataformas ciudadanas.


3 MAY 2018

Según ha sabido El Confidencial Digital, la alcaldesa de Madrid ya ha transmitido a su entorno más próximo que se ve con fuerzas para continuar al frente del gobierno municipal y, por tanto, presentarse a la reelección en las elecciones de 2019. No obstante, ha advertido que esa decisión no depende solo de ella, sino también de Podemos y de Izquierda Unida.

Exige los 10 primeros puestos para sus leales.

Las fuentes consultadas por este diario explican que Manuela Carmena ya ha dejado claro a la dirección de Podemos que va a poner condiciones para repetir. Unas exigencias que, de hecho, ya trasladó al PSOE después de que el líder de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, le ofreciera ser candidata del partido al Ayuntamiento el año que viene.

En concreto, la actual primera edil ha hecho llegar a Pablo Iglesias que solo continuará al frente de Ahora Madrid si es ella, y no Podemos o Izquierda Unida, quien tenga la última palabra a la hora de elegir a los primeros puestos de la lista electoral para los comicios de 2019.

Desde el entorno de Carmena aseguran que la alcaldesa ha pronunciado la cifra de 10 concejales afines para que ocupen esas plazas. Y se aportan, además, algunos nombres: Marta Higueras, actual teniente de alcalde; Rita Maestre, portavoz del gobierno municipal; y José Manuel Calvo, concejal de Urbanismo.

Además, dentro del ayuntamiento no se descarta que Carmena quiera incluir a otros colaboradores muy próximos que no formaron parte de la candidatura de 2015. En esta relación figurarían, entre otros, Luis Cueto, coordinador general de la alcaldía y uno de los principales asesores de la ex jueza; y Berta Cao, mano derecha de Marta Higueras.

Objetivo: evitar los problemas de esta legislatura

Con estas exigencias, Manuela Carmena persigue un doble objetivo: garantizarse una plena capacidad de decisión y evitar los problemas en los que se ha visto envuelto su gobierno desde que diera comienzo la legislatura.

La alcaldesa tiene claro que es “impensable” repetir una lista tan heterogénea como la de 2015, en la que los intereses de Podemos, IU, Ganemos y los independientes han provocado constantes choques, obligando a la propia alcaldesa a ceder en proyectos de vital importancia para la ciudad, como la Operación Chamartín.

Además, en esa candidatura se incluyeron a futuros concejales que, bien por su pasado -como Guillermo Zapata-, o bien por algunas decisiones cuestionables durante su mandato -como Sánchez Mato y Rommy Arce-, han provocado un desgaste manifiesto al Ayuntamiento y a la figura de la propia alcaldesa.

Izquierda Unida se opone

Las fuentes consultadas por ECD confirman que en la dirección nacional de Podemos ya conocen las exigencias de Carmena. Y, aunque no se ha dado una respuesta definitiva, Pablo Iglesias está dispuesto a “ceder” con tal de garantizarse la continuidad de la actual primer edil.

En la formación morada son conscientes de que solo Carmena puede garantizar la continuidad del gobierno municipal y, por ese motivo, no van a poner ninguna traba. Pese a ello, en el partido se confía en rebajar sus condiciones y poder situar “otros nombres” en los diez primeros puestos de la lista.

Así, se lo han transmitido a Izquierda Unida, después de informar al partido comunista de las intenciones de la alcaldesa. En Podemos han insistido a IU que “todo es negociable” y que, seguramente se pueda llegar a un acuerdo donde “quepamos todos”. Un argumento que, sin embargo, no convence del todo al socio de los de Iglesias.

Desde Izquierda Unida explican a ECD que, pese a los deseos de Garzón de alcanzar cuanto antes un acuerdo con Podemos, en la federación madrileña no piensan aceptar una alianza como la que plantea Carmena: “Debe haber primarias y garantías de que nuestra gente también esté en puestos significativos”.

Las mismas fuentes advierten, además, que esa postura es trasladable a la Comunidad de Madrid: “Es inadmisible estar por debajo del puesto 10 en el Ayuntamiento y que la número 2 de Errejón para la Asamblea sea una tránsfuga nuestra como Tania Sánchez. Deben hacernos otras propuestas porque de momento ninguna de las dos son aceptables”.


No hay comentarios:

Publicar un comentario