domingo, 29 de julio de 2018

El deporte cierra en agosto en Madrid

VIRGINIO GÓMEZ
29 JUL 2018

El Centro Deportivo Municipal Gallur, en el distrito de Latina. OLMO CALVO

Con la llegada de agosto, el cartel de cerrado por vacaciones se multiplica en la capital. Huyendo del calor del asfalto, la gran mayoría de madrileños dejan desiertas las calles y, como todos los veranos, la oferta deportiva de la ciudad se ve mermada. Pero, y ¿qué hay de los que se quedan?
Pues muchos, al margen de calzarse las zapatillas o subirse a la bici, tendrán que buscar alternativas en otros barrios o distritos para poder practicar deporte porque, este agosto, más de un 40% de los centros deportivos municipales echarán el cierre. Y ese número asciende a casi el 90% en el caso de las piscinas climatizadas.
Para más detalle, y según los datos facilitados por el Ayuntamiento de Madrid, de los 72 centros deportivos que hay repartidos por toda la ciudad de Madrid, sólo 18 estarán a pleno rendimiento en agosto. Abrirán sus puertas 42, aunque de ésos 24 cerrarán al menos una semana alguna de sus instalaciones -piscina climatizada, sala de musculación, pistas deportivas...-. Echarán la llave completamente 19 y otros cuatro lo harán entre dos y tres semanas. A eso, hay que sumar los siete centros deportivos que actualmente están cerrados por obras [Ver gráficos].

En cuanto a los distritos, los más afectados son Retiro, que, a excepción del estanque del Parque del Retiro -donde puede practicarse piragüismo y remo-, cierra todos sus centros; Barajas, que el único polideportivo con el que cuenta está en obras; Arganzuela, que sólo abre el centro de verano de Peñuelas; y Moncloa-Aravaca, que de los nueve recintos que tiene sólo abre cuatro -Casa de Campo, Francos Rodríguez, La Bombilla y Tenis Casa de Campo-.

Por contra, los usuarios de los distritos que no notarán este recorte del servicio serán los de Centro, Chamberí, Latina, Carabanchel, Moratalaz, Hortaleza y San Blas-Canillejas, ya que abrirán todos sus centros deportivos este agosto.
En cuanto al servicio que prestarán las piscinas climatizadas, Madrid sólo abrirá este mes seis de las 49 con las que cuenta. Es decir, cerrará 29 -de las que 11 tampoco dieron servicio en julio-, cuatro se encuentran en obras y otras 10 sólo estarán disponibles algunas semanas.
Sin piscina cubierta se quedarán los usuarios de los distritos de Arganzuela, Retiro, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Moratalaz, Villaverde y Barajas. Con servicio en al menos una de sus piscinas climatizadas estarán Salamanca, Chamartín, Tetuán, Latina, Ciudad Lineal, Hortaleza, Vicálvaro y San Blas abrirán al menos una de sus piscinas climatizadas. Y los que no notarán los cierres serán los de Centro, Chamberí y Villa de Vallecas, que abrirán la única piscina climatizada que tienen durante todo el mes.
Desde el Área de Gobierno de Cultura y Deportes apuntan a que el cierre de la mayoría de estos Centros Deportivos es algo que ha ocurrido «históricamente» en el mes de agosto y que se produce por «dispares razones», como la «escasez de usuarios» o la necesidad de hacer reparaciones, mantenimiento o limpieza. «Cada centro es único y cada instalación requiere diferentes labores, unas más grandes y otras más pequeñas, que definen el tiempo que estarán cerradas», expresan.
Aunque también reconocen desde el Gobierno que dirige Manuela Carmena que los «problemas de vacaciones y de organización» obligan a dejar sin servicio a algunas instalaciones o a parte de ellas. Niegan, eso sí, que sea una cuestión de falta de personal, porque «en verano se contratan alrededor de 700 personas para reforzar el servicio de las piscinas». «En general, si no hay obras ni otros problemas y el flujo de usuarios no baja, no se cierran. Hace 12 o 14 años se cerraban más centros por norma», añaden.
En todo caso, explican las mismas fuentes, la decisión de abrir unos y cerrar otros está en manos de las juntas de distrito. «Es lo que tiene la descentralización, cada distrito toma la decisión según cree conveniente, buscando siempre beneficiar al ciudadano», indican.

"Hace falta personal todo el año"

Desde UGT expresan a este diario que la plantilla de los polideportivos está tan «ajustada» que es casi imposible que en la época estival abran los centros «si no se contrata a más personal». «Aunque los trabajadores se repartieran las vacaciones, eso no sería suficiente para poder abrir y prestar el mismo servicio», apuntan fuentes de este sindicato en el Ayuntamiento de Madrid, quienes subrayan que «hay falta de personal todo el año».
«Ahora Madrid tiene la voluntad de incrementar el personal y estamos en vías de negociación -en septiembre tienen previsto reunirse-, especialmente luchamos para acabar con los contratos de 14 y 21 horas semanales que tienen algunos trabajadores de estos centros», dice UGT. En concreto, más de 1.000 trabajadores de los 3.080 con los que cuentan los polideportivos tienen contratos parciales, según confirma CCOO.
Este último sindicato apunta que «las plantillas de los centros deportivos están diseñadas para ese cierre» estival, «es una manera de economizar». De hecho, «el convenio obliga a coger vacaciones a los trabajadores en ese periodo», comentan fuentes de CCOO en el Ayuntamiento. «La escasez de plantilla que venimos sufriendo desde hace seis o siete años no motiva los cierres de agosto», pero sí que durante el año se queden «muchas necesidades sin cubrir, por ejemplo en áreas de mantenimiento o deportes».
Lo que sí motiva, a su juicio, el cierre de casi la mitad de los polideportivos este próximo mes es la falta de un plan de mantenimiento. «La mayoría de las obras que se están ejecutando no estaban previstas, son sobrevenidas. Hay centros deportivos con más de 50 años de antigüedad y nunca ha existido un plan. Van tapando incidencias según surgen», añade. Sin embargo, apunta que algunos centros han podido abrir este verano debido a que «los polideportivos que están en obras han movido a sus trabajadores a otras instalaciones».
En referencia a las piscinas climatizadas, tanto el Ayuntamiento de Madrid como ambos sindicatos justifican estos cierres parciales porque se necesita tiempo para, al menos una vez al año, «poder vaciar el vaso, hacer las reparaciones necesarias y volver a llenar».
Según explican desde el Área de Cultura y Deportes, del casi millón y medio de personas que utilizan las piscinas -climatizadas y al aire libre- en verano, en agosto el nivel de usuarios baja a la mitad con respecto a junio y julio. Eso sí, todas las piscinas al aire libre, exceptuando las que se encuentran en obras, estarán abiertas.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario