viernes, 21 de junio de 2019

20-J y refugio: también España huyó en patera

Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid


Ciertamente a veces nos desbordan los “días internacionales”, llegando alguno de ellos a resultar un tanto surrealistas. Pero otros, es cierto que hay que aprovecharlos para sensibilizar y visibilizar situaciones extremas, inmorales e injustas. Tal es el caso de hoy, 20 de junio y, por lo tanto, Día Internacional de las personas refugiadas tal como declaró en 2001 la Asamblea General de las Naciones Unidas.
El internacionalismo es, debe ser, la esencia del sindicalismo de clase, por eso desde las Comisiones Obreras vivimos como propia la tragedia de las personas refugiadas, más allá de aparentes contradicciones en las que podamos caer y para la que es imprescindible la pedagogía. Es necesario concienciar, sembrar la hegemonía cultural de la que hablaba Antonio Gramsci, fundador del Partido Comunista Italiano y cuyo concepto recientemente retoma el economista Bruno Estrada, en su “Revolución tranquila”.
En España, la ausencia de una clara explicación de nuestra reciente historia ha hecho que nos olvidemos, incluso desconozcamos, las oleadas de refugiados provocadas tras la Guerra Civil, contabilizados en alrededor de 500.000. Precisamente en estos días rememoramos el 80 aniversario de la travesía del Sinaia, el primer “barco de la vida” que partió rumbo a México con 1.500 refugiados de los 25.000 que acogió aquel país.
También tras la Guerra Civil algunos países latinoamericanos como Venezuela detuvieron la inmigración de españoles por motivos políticos lo que dio origen a una emigración clandestina desde Canarias hacia Venezuela que alcanzó entre 1948 a 1951 la cifra de 1.933 personas (1.890 hombres, 44 mujeres y 11 niños), que viajaron en 62 embarcaciones de vela de pequeño tamaño. O sea, lo que hoy venimos llamando pateras, pero de más largo recorrido, tal como narraba un artículo de El Mundo hace un año, firmado por Luis de la Cal.
Al medio millón de personas que escaparon de la España franquista, del terror, de los fusilamientos, de la persecución y las depuraciones, hay que añadir las oleadas de emigrantes (exteriores e interiores) de años posteriores que hicieron del desarraigo su forma de vida para poder comer, para sobrevivir.
Es decir, en España y su capital, maltratada especialmente por resistir durante tres años al monstruo del golpismo franquista, deberíamos tener una especial sensibilidad con el asunto del refugio.
Hace cuatro años el Pleno del Ayuntamiento de Madrid adoptó por unanimidad una declaración institucional ante el sufrimiento de las personas que huyen de la violencia, persecución y vulneración de los derechos humanos. Lo aprobaron tras la escalada del conflicto en Siria y otras áreas del planeta que provocaron los desplazamientos forzosos masivos de personas refugiadas. Generando una emergencia humanitaria en las fronteras europeas, donde miles de personas migrantes y refugiadas estaban perdiendo su vida y su derecho a buscar protección internacional.
Dos años después, la situación de desprotección para los refugiados no desapareció. Por ello, la Plataforma Refugio por Derecho Madrid con el objetivo de proponer soluciones y acciones organizó el primer encuentro de municipios madrileños comprometidos con el refugio que se celebró en Madrid al que acudieron una veintena de ayuntamientos madrileños.
Organizaciones sociales del ámbito del refugio, partidos políticos y sindicatos exigíamos el respeto por los derechos humanos de todas las personas, sean migrantes, apátridas o refugiadas, y reclamábamos el cumplimiento de la legalidad vigente en materia de refugio y asilo, así como la inaplazable materialización de los compromisos adquiridos por el Gobierno de España en este ámbito.
En aquel acto los representantes municipales firmaron un documento con doce puntos clave, que sirvieron como base para la jornada de trabajo y el posterior debate denominado “Documento Base: el papel de los municipios en materia de refugio”. Este año insistiremos al nuevo alcalde de Madrid, aunque conociendo el instinto xenófobo (entre otras muchas fobias) de esa minoría neofranquista que marca el paso al PP y Ciudadanos, los augurios no son muy halagüeños. Para la derecha española no existe la ONU, ni las convenciones internacionales, ni nada que no vaya más allá de su mediocridad cortoplacista de intereses espurios.
En este 2019, además estamos conmemorando el 40 aniversario de la creación de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), Nacida en nuestra recién estrenada democracia surgió impregnada del espíritu de consenso para velar por el cumplimiento de la Convención de Ginebra de 1951. Todos los sectores sociales y políticos de la época se implicaron en CEAR, con presidentes como Adolfo Suárez o Juan María Bandrés. No me imagino yo a los líderes de Vox o sus muletillas de la derecha emulando a Suárez en estas lides…
El papel de CEAR, hoy presidido por Carlos Berzosa y dirigida por Estrella Galán, no ha sido suficientemente reconocido, cuando jugó un papel fundamental en la promulgación de la primera ley de asilo político de España, en 1984. Además, ha sido calificada por ACNUR (la Agencia de la ONU para los Refugiados) como “entidad de referencia en España”.
Desde CEAR se criticaba recientemente que con 54.000 solicitudes de asilo en España, el porcentaje de resoluciones favorables descendió de un 35 % a un 24 %. Los datos que ofrece ACNUR, cuyo comité español está presidido por Matilde Fernández, son escalofriantes: en el mundo, 68,5 millones de personas se han visto obligadas a huir. De ellos hay diez millones de apátridas y 25,4 millones de refugiados, la mitad menores de 18 años.
Estas organizaciones, tan necesarias como en nuestro país es el MPDL, presidido por Francisca Sauquillo, realizan un complicadísimo trabajo práctico con personas refugiadas y además intentando visibilizar multitud de focos que aparecen y desaparecen de los medios de comunicación. Más allá del cercano conflicto de Siria, con 2,5 millones de refugiados, existe el casi millón de la minoría musulmana rohingya, que huyen de un genocidio que ha supuesto el asesinato de, al menos, 10.000 personas. Además, la ONU ha denunciado una violencia sexual organizada espeluznante. Colombia padece el desplazamiento de 7,7 millones de personas, por no olvidar las decenas de miles de saharauis que sobreviven gracias a la ayuda humanitaria internacional o los cinco millones de palestinos que huyen fundamentalmente a Jordania, Siria, Líbano y los territorios ocupados.
Desde CCOO de Madrid insistimos en que el trabajo debe fundamentarse realizarse en tres ejes: sensibilización de la sociedad, reclamar políticas públicas y alentar la participación ciudadana, incluida la movilización. El extremismo xenófobo que merodeaba por Europa ya está en España con su particular pestilencia nacionalcatólica y en Madrid con la complicidad de Ciudadanos y PP. La mejor medicina para combatir esa locura xenófoba es la solidaridad y la empatía.
Imaginemos que tenemos que salir con nuestras familias huyendo de bombas, que nos torturan, que perdemos hijos, hijas, familiares, cónyuges…, que tenemos que huir para salvar la vida y que si nos devuelven a nuestro país nos espera la pena de muerte. Hay pocas opciones. Los españoles lo hemos sufrido, lo conocemos bien. Hagamos que nuestro país sea un país de acogida, de solidaridad y de paz,

Jaime Cedrún
Secretario general de CCOO de Madrid

Fuente: madridiario

Salud, paro y pobreza en Madrid


Javier López
13 de abril de 2019

El estado de salud de una población se encuentra condicionado por una serie de factores como la evolución demográfica, los hábitos saludables de vida, la alimentación, o el medio ambiente. Pero no menos importantes son otras circunstancias de las que se habla menos, como el nivel de rentas, la calidad del empleo, los niveles de paro, las desigualdades sociales, los mayores o menores riesgos de pobreza.
Se acercan en la política nacional todo tipo de elecciones y la protección de la salud debería de ser uno de los elementos esenciales a tomar en cuenta a la hora de decidir nuestro voto. Sin embargo hay muchos intereses confabulados para conseguir que la salud se nos olvide y prestemos atención a otras cuestiones coloridas pero inútiles, como la cantidad de bandas rojas y amarillas que debe tener una bandera y hasta el color de unos lazos.
La situación del empleo y las tasas de paro son, por ejemplo, determinantes para nuestra salud, aunque los políticos tiendan a olvidarlo. Hace diez años en Madrid estábamos muy cerca de los 3´1 millones de personas ocupadas y hoy, tras la dura y larga crisis económica y de la tan aireada recuperación, aún no hemos recuperado esas cifras de ocupación. La situación del paro es aún más dramática. Hace diez años el paro estaba en torno a las 210.000 personas. Dos años después el golpe de la crisis hacía crecer el paro hasta las 542.000 personas y hoy, aunque se ha reducido, aún se encuentra en las 456.000 personas, casi un 13´5% de la población.
Un paro enquistado en altas tasas sí condiciona los niveles de salud, si tomamos en cuenta que la ausencia de ingresos en muchas familias se prolonga durante años, sin esperanza alguna en el horizonte. Al igual que lo hacen los ingresos personales y familiares que determinan el riesgo de pobreza de la población. El paro y la pobreza son factores que influyen en la salud de las personas.
Los ingresos medios de las personas en Madrid son superiores a los 13.000 euros al año y se encuentra 2.000 euros por encima de la media nacional. También las pensiones son más altas que la mayoría de las comunidades autónomas. Por eso  el riesgo de pobreza afecta casi al 17% de la población madrileña, mientras que en España el 21´6% de la población se encuentra por debajo de los ingresos que marcan la frontera de la pobreza.
Pero este dato es engañoso, o al menos oculta una realidad preocupante que podríamos resumir diciendo  que los pobres madrileños son más pobres. Así, por ejemplo, casi el 53% de los parados se encuentra en riesgo de pobreza, mientras que ese porcentaje es del 44´6% en España. O el 39% de quienes tienen niveles de formación inferiores a la educación secundaria obligatoria se encuentra en riesgo de pobreza en Madrid, mientras que en España ese mismo dato es del 27%.
A estos factores habría que añadirles otros como el del número de hogares en los que ninguno de sus miembros aporta ingresos, aquellos que se sostienen exclusivamente con las rentas de un pensionista, los que tienen a más de la mitad de sus miembros en el paro, o los que tienen una o varias personas dependientes. Habría que añadir a estos datos que casi el 57% de las familias madrileñas tiene problemas para llegar a fin de mes, o que una de cada tres no puede afrontar gastos imprevistos.
No negaré que dejar de fumar tiene efectos positivos sobre la salud. Tampoco que hay que hacer ejercicio, cuidar la alimentación, dormir un número razonable de horas. Pero teniendo en cuenta que en una ciudad como Madrid los habitantes de los barrios más ricos pueden acumular hasta diez años más en esperanza de vida que los de los barrios más pobres, pienso que poner en marcha políticas que aseguren un empleo decente y unas rentas dignas que garanticen la suficiencia económica y la autonomía personal, puede hacer mucho bien a nuestra salud personal y ciudadana.
Tomen nota de ello, ahora que estamos en campaña, aquellos políticos a los que tanto les preocupa todo lo anterior a nuestro momento de nacer y que no podamos elegir cuándo morir, mientras olvidan todo cuanto se encuentra en mitad de esos dos momentos. Porque, a fin de cuentas, la salud se dilucida precisamente en todo cuanto rodea y acompaña a ese instante al que llamamos vida.   

sábado, 8 de junio de 2019

«En San Cris no nos comemos a nadie»


«En San Cris no nos comemos a nadie»: un vídeo en tono de humor contra la mala imagen del barrio


6-junio-2019

Bajo el lema «En San Cris no nos comemos a nadie», vecinos y entidades del barrio de San Cristóbal de los Ángeles, en el distrito madrileño de Villaverde, han creado a nivel comunitario un corto a través del cuál pretenden visibilizar de manera irónica los efectos que tiene sobre el barrio la imagen distorsionada y negativa que circula por las redes sociales y entre los vecinos de otras zonas.
En este vídeo, promovido por el ‘Espacio libre de tópicos de San Cristóbal’ y cargado de humor e ironía, se puede ver como un empleado de una empresa de mensajería no se atreve a entrar en el barrio para repartir. Cuando se detiene en la entrada a San Cristóbal de los Ángeles a esperar a que el cliente recoja el paquete, aparecen una serie de zombies y huye asustado.
Con una estética similar a la de ‘Thriller’ de Michael Jackson, los vecinos, adultos y niños, intentan luchar contra la mala fama del barrio, estigmatizado por una supuesta inseguridad y delincuencia que en la mayoría de los casos no se corresponde con la realidad.
«En San Cris no nos comemos a nadie», concluye el vídeo, acompañado del baile de todos los participantes. «Desde San Cristóbal queremos agradecer a las mensajerías y empresas que siguen repartiendo aquí y no reproducen una imagen negativa del barrio», inciden desde ‘Uniendo Barrios en Villaverde’.




miércoles, 5 de junio de 2019

Venezuela, "la prueba diabólica" y la gota china


Por Agencia Afni

Con mayor o menor frecuencia he escrito modestos análisis de política internacional en mi blog o en el portal digital Madriz A la Izquierda. Uno de los temas recurrentes era Venezuela, como no, hasta que llegué  a la conclusión de que estaba ya todo prácticamente dicho, y que por lo complicado de poder difundir un mensaje opuesto a las mentiras de los medios desinformativos de masas, era mejor darme un descanso por pura higiene mental. Al final quien desee conocer una versión alternativa de la historia reciente y la situación actual del país tiene en su mano el poder encontrar esa información, y si no lo hace, es porque no quiere.

Sin embargo los años pasan, El proceso bolivariano resiste, y la presión se sigue redoblando para condicionar a la ya entregada opinión pública occidental. Es por ese caldo de cultivo germinado en dos décadas por nuestra prensa, o por la acomodada colonia – fundamentalmente criolla – que tenemos residente aquí, que cualquier famoso se puede permitir soltar cualquier barbaridad, que rara será la ocasión en que le obliguen a rectificar, y casi nadie pondrá en tela de juicio sus declaraciones. Es el caso por ejemplo de Catherine Fulop, célebre actriz de culebrones, que hizo unas desafortunada comparación entre el gobierno de Nicolás Maduro y el Holocausto (¡!!). Es una pena que publicaciones como ésta que escribo apenas tengan alcance más allá de la militancia, de tal manera que al público de la calle no le puedo hacer la pregunta de qué es lo que se les pasa por la cabeza cuando leen estos titulares. Si creen que exagera, pero “un pelín”. Si por atroz que ellos consideren el régimen vigente hablar del nazismo ya es pasar a un nivel muy superior, desmesurado. Si cuando alguien dice esto pierde toda credibilidad, o si de tanto estar hablando de lo mismo y de manera desproporcionada a ver si en el fondo estas películas que nos cuentan está lejos de ser lo que nos venden.




La prueba diabólica en derecho procesal hace referencia a la obligación que impone el jurado de probar el acusado que no ha hecho algo. Eso es invertir la cargar de la prueba y va contra el espíritu de cualquier discusión política, que debería basarse en que "algo que se diga no se dará por cierto salvo que se pruebe". Una variante de la presunción de inocencia. Qué lejos queda eso en el sucio mundo de la política y sus intereses. Que el socialismo bolivariano no tiene analogía alguna con el Holocausto tiene de prueba diabólica el tener que defenderse de una acusación vaga, sin estar fundamentada por la Fullop, pero respaldadas indirectamente por grupos de presión y grandes corporaciones mediáticas.

No entraremos en analizar la Segunda Guerra Mundial. Basta con observar el presente caribeño y concluir. Venezuela ha tenido más de una docena de procesos electorales, ratificados en un principio por el Centro Jimmy Cárter (1), y supervisados por representantes del PP,PSOE o PNV en todas las ocasiones. Es curioso que cuando se les hace la pregunta directa dicen no haber visto nada raro en los colegios donde estaban presentes, pero cuando llegan a Barajas se ponen a despotricar y a decir que “les han dicho unos compañeros que..” (2) De toda la basura de los últimos tiempos, hubo una oleada de muertes, que luego vistos uno por uno, se probaba que eran de opositores fascistas hacia militantes de izquierdas (3). Y aquí se contaba del revés. Ya me tocó hacer un refrito de trabajos elaborados por compañeros mejor preparados que yo que me facilitaron la búsqueda de fuentes primarias.  En 1989, se produjo el Caracazo (4), que aquí no tuvo eco alguno con 300 fallecidos en una semana, pero en su día no se informó de ello, ni hoy nadie es conocedor de la tragedia. De aquellos polvos, estos lodos. Eran los tiempos de Carlos Andrés Pérez, - amigo personal de Felipotan – durante los cuales lo que ocurría allí no importaba a nadie. Entendiendo por nadie, ni a los accionistas de nuestras multinacionales, ni a la Casa Blanca, ni a la Unión Europea.




Felipe González, abanderado de lo irracional (Hitler+Stalin+Pinochet)

Si preocupante es que una actriz se permita difamaciones de semejante calibre, no digamos ya que lo haga alguien como Felipe González. Decir que los derechos humanos se respetaban más en el Chile del Pinochet que en la Venezuela de Maduro es otro ejemplo más de inventarse una prueba diabólica. Con todo, a pesar de la pereza intelectual a que anima esto, indicar que en 17 años de régimen militar del cono sur están censados 3.000 muertos y desaparecidos. Cuando dirigentes y ex personalidades se emplean en estos términos, la conclusión es clara: van a saco. La batalla interna la tienen perdida y no les queda otra que condicionar al exterior para que les demos carta blanca a invasiones y golpes de estado.


Es tal el hostigamiento sobre las voces discrepantes, que es rarísimo encontrar a un político que diga absolutamente nada en contra de este pensamiento dominante, ya que teme ver acabada su carrera política. Cuando encontramos excepciones, es como la de José Luis Rodríguez Zapatero - que de chavista no tiene nada - ejerciendo de mediador internacional. Como ya está a media vuelta de todo se puede permitir pronunciarse en términos mucho más objetivos sobre la realidad allí existente. ¿Qué es lo peor que le puede pasar, cuando le quedan dos días para jubilarse? Y de nuevo Felipe González se vuelve implacable, para quitar cualquier atisbo de dudas en la audiencia. “González ha advertido que, una vez se produzca el final del tirano y se pueda ver con toda claridad el horror de su tiranía, no aceptará excusas de que no se sabía lo que ocurría: ‘No aceptaré la excusa que después de Stalin o de Hitler muchos empleaban diciendo: 'no podíamos ni imaginar, nosotros no lo sabíamos, no lo veíamos.’” (5). ¿De verdad es necesario hacer el esfuerzo de rebatirlo? MANIPULACIÓN EMOCIONAL ausente de cualquier cariz de prudencia, debate o racionalidad.

Alfonso Guerra, en la misma senda (Arabia Saudi)

"En Venezuela no hay para comer, en Arabia le sobra el oro". Qué cinismo. Como “dictaduras”, no son comparables, ni en la situación de las mujeres en sendos estados, ni en derechos laborales, da igual Arabia que cualquier otro país del Golfo Pérsico (6), ni en la injerencia (invasiones) de terceros, como es el caso de la petromonarquía con YEMEN. Pero es que además lo que dice deja de lado las multas y sanciones que sufre el chavismo de Occidente (7)(8)(9), culpables de la inmensa mayoría de las carencias que tienen, respecto a la situación privilegiada que disfrutan los regímenes feudales de toda la OCDE e ISRAEL, el estado criminal.



Hablar de este monotema, es agotador. Verse abocado a defender constantemente la inocencia, en vez de demostrar los demás la culpabilidad, parece no tener fin. Ojalá estos contenidos lleguen a algunos que todavía comulgan con este carrusel de sinsentidos.



1 - https://actualidad.rt.com/actualidad/view/54145-jimmy-carter-sistema-electoral-venezolano-mejor-mundo
https://www.nuevatribuna.es/articulo/america-latina/jimmycarter-sistemaelectoral-venezuela-eeuu-maduro-trump/20190124101144159521.html

2 - La Tuerka - Capriles ¿Recuento o golpismo?
https://www.youtube.com/watch?v=prNx3GrpqFY
51:50-53:42 Iñaki Anasagasti contando milongas
10:45 – 11:23 Un observador de elecciones de Nuevas Generaciones (PP) dice que él con sus ojos no ha visto fraude …”pero”.. (lo de siempre)

3 -
https://agenciaafni.wordpress.com/2017/05/27/listado-de-fallecidos-en-venezuela-a-quien-atribuirlos/

4 - https://es.wikipedia.org/wiki/Caracazo

5 - https://www.cope.es/actualidad/espana/noticias/felipe-gonzalez-explota-contra-zapatero-por-posicion-sobre-venezuela-20190507_409209

6 - https://www.elmundo.es/internacional/2015/05/26/5564ad6eca4741bb698b45a2.html

7 - https://www.elconfidencial.com/mundo/2019-01-26/maduro-intenta-retirar-1-200-millones-en-oro-del-banco-de-inglaterra-y-londres-se-niega_1785082/

8 - https://www.france24.com/es/20190214-venezuela-pdvsa-sanciones-estados-unidos

9 - https://www.prensa-latina.cu/index.php?o=rn&id=279106&SEO=venezuela-denuncia-muerte-de-ninos-por-sanciones-de-ee.uu.

lunes, 27 de mayo de 2019

Candidaturas de La Izquierda Hoy: Gracias por vuestro trabajo

Antonio García Moreno 
Militante de La Izquierda Hoy a título MUY particular


Creo que no es una mera fórmula de cortesía. No conozco en el día a día hasta el mínimo detalle la labor de los concejales electos en el 2015, ni las peculiaridades de cada una de las campañas en las localidades. Pero las entrevistas ofrecidas estos cuatro años y las acciones publicitadas en redes sociales no mostraban a revolucionarios ni a políticos con pretensiones muy ambiciosas. Sólo a gente prudente, humilde (políticamente), coherente, muy trabajadora, y que han desempeñado una labor honesta dentro de las limitaciones en que se mueve cada cual en sus cargos públicos (presupuestarias, de apoyos en las votaciones, de presiones externas, de recursos propios..). Tanto de co-gobierno, como de oposición. Esa es la impresión que se me ha quedado. Análogo para todas las campañas en su conjunto. Tanto los que ya estaban y se ofrecían a revalidar, como los que se presentaban en nuevos municipios. Para algunos no será suficiente. Ya no les hago caso. Ni nadie. Nos hemos cansado de héroes y salvadores. Nos han obligado a recoger bártulos, - los resultados han sido francamente malos, para quien los conozca - pero ellos con expectativas y posibilidades mucho mayores se vienen justo detrás de nosotros.

Los medios generalistas suelen estar repletos de analistas y opinadores que presumen saber de todo pero nunca entienden de nada. Los míticos cuñados. Hubo uno de ellos, del que voy a omitir nombre, que se paseó por todos los canales y portales digitales pronosticando la evidente victoria de Hillary Clinton en las últimas elecciones americanas.. y que la misma noche electoral, así a pecho descubierto,  detalló todas y cada una de las claves de la victoria de  Donald Trump (¡¡!!). Yo no sé tener tanto morro. Desde este blog siempre que he tenido oportunidad he comunicado los tímidos avances que iba habiendo para reconstruir una izquierda no populista - en principio en la Comunidad de Madrid - sobre la base de de los expulsados por Garzón de IUCM tras los comicios del 2015. Muchos pusimos nuestro granito de arena en el proyecto La Izquierda Hoy - no todos - y no se logró una candidatura conjunta donde nadie quedara excluido. Se hizo hasta donde se pudo. El límite fueron las fechas de anuncio de convocatorias para presentar listas y programas. Hace cuatro años se consiguió representación en muchos pueblos del sur y el este de la capital en unas condiciones leoninas: con escisiones y cizañas promovidas desde fuera, sin apoyo del coordinador general Alberto Garzón, con una campaña de difamación promovida desde los canales más progres - esto es, aquellos que más confianza transmiten a nuestro electorado potencial (¡craso error!, estimado votante medio) -. Centraron estos últimos tantas energías en borrarnos del mapa en Madrid Capital, que no podían  mantener ese nivel de acoso contra nosotros en los pueblos grandes, y sobrevivimos por los pelos en bastantes de ellos, superando el umbral del 5% en votos en la mayoría, y por tanto con presencia en los plenos con grupo propio. Aunque me cuidé mucho de no decirlo nunca públicamente, pensaba que las condiciones de ahora no podían ser peores que entonces, y el objetivo de repetir resultados en la mayoría de ellos, así como en alguna localidad nueva, era razonable. Me equivoqué. El número de concejales final es ínfimo. Ya está dicho.


...Ahora que todo ha acabado

Voy a partir de la base de que los compañeros han hecho un buen desempeño en esta legislatura, allí donde ya estaban. Si no se comparte esta premisa, por los motivos que sean, no tiene sentido avanzar en este análisis. Este buen hacer de los deberes, no ha llegado al electorado. De hecho, parece que no ha llegado a cada 5% que les votó. Creía que en ciudades cien mil o doscientos mil habitantes era factible que la gente conociera a sus concejales, concretamente a los que ya votó, pero la realidad es que fuera de  asociaciones y colectivos varios no es así. Las caras y personas presentadas, no se ha conseguido ni que sean conocidas, ni que sean asociadas a la marca La Izquierda Hoy (tampoco conocida, por ser nueva y no tener per sé un bagaje histórico). Falta de pasta para dar la brasa en los medios locales durante este lustro (como gota china), o para llenar las calles de carteles este par de meses (diferenciándose de las otras opciones), o para las pocas veces que han conseguido acceder al ciudadano de a pie, de recordarles quiénes somos y quiénes no somos. Que no veníamos de la nada, que ya pertenecíamos a los consistorios hasta ayer. También hay que decir, en justicia, que una parte de la militancia desterrada de IUCM nos conocía, y no comulgaba con nuestro proyecto. Por suerte o por desgracia, como colectivo es (somos) tan pequeño y tan poco influyente que ni habría influido en la consecución de los objetivos, ni ha sido clave para la derrota. Más allá de que habría gustado contar con él.

La percepción que tiene cada cual de su municipio, salvo que haya tenido un problema que haya resuelto o no la administración local de turno, a menudo de se rige por su visión de la política nacional. Y el desengaño respecto a los populismos no es fácil que una parte lo absorba una marca desconocida, a la vista está. Si difícil era competir en cada sitio contra una agrupación ciudadanista podemita desprestigiada, pero muy visibilizada por los medios (por tener unos referentes en Galapagar muy populares) , ha sido peor competir contra varias, a veces tres o cuatro - que se dice pronto - ya que al final lcualquiera ve la amalgama de papeletas y nos mete en su mismo saco, por más que por activa y por pasiva hayamos reiterado que no somos ni venimos del mismo sitio. No tienen ni tiempo ni interés de que le expliquemos que no somos la enésima escisión podemita a la caza de un sillón. Ese fue el principal motivo de no querer presentarse en la capital. Respecto al otro adversario, el PSOE, puede ocurrir que el electorado conozca nuestra marca, le agrade, se sienta satisfecho, pero no vea diferencias claras con los socialistas (no las vea, distinto a que no las haya), ni en la tarea de socios de gobierno, ni en la conjunta de oposición. Y a igual propuesta, el pez grande engulle al chico. Por cierto, completando el análisis, hace cuatro años había una ventaja de la que ahora carecemos. Estábamos bajo la marca de IU (Comunidad de Madrid) - nuestra apuesta de toda la vida, antes de ser el esperpento que es ahora - que servía para que muchos fueran a votar sin fijarse en quién salía en los carteles. Eso ya no es posible, tanto porque legalmente ya no existe vínculo alguno legal con la coalición, como porque ésta está tan desacreditada, que más que aportar resta. Que le pregunten a Carlos Sánchez Mato.

¿Y ahora, qué?

Los próximos meses habrá que hacerse la pregunta: ¿de verdad somos necesarios? Hace cuatro años se respondía sencillo. Las políticas estatales del Partido Socialista tenían carencias que eran denunciadas y trabajadas por Izquierda Unida. Así, en genérico. IU ya no existe virtualmente y Podemos se parece a lo que fuimos como un huevo a una castaña. En la teoría podríamos responder que “sí”, con alegría, pero las Generales, Municipales, Autonómicas y Europeas no dicen precisamente eso. Habrá que meterse en los conceptos más concretos:



 El tema municipal y sindical no es mi fuerte, y deberían ser las compañeras las que definan unos preceptos realistas que no comparta ni cumpla el PSOE y por lo tanto sea necesario que haya algo que confronte con ellos y que nos desvivamos diferenciándonos ( a los “otros”, ni los menciono). Y si  éstas tras mucho meditar “no existen”, pues nos disolvemos y un problema menos. Ideas muy sencillas, y muy claritas. Aunque luego se llegue a acuerdos de gobierno. Aunque luego se coincida en muchas votaciones. Yo estoy más sensibilizado con otras cuestiones. En política internacional - como infame Agencia Afni  en este blog - ya he expuesto mis posturas rozando para la sociedad lo políticamente incorrecto. Pero paradójicamente, posturas defendidas por el grupo de La Izquierda Europea (a ver lo que dura) en Bruselas hasta hoy.  Así como por nuestra añorada Izquierda Unida en el Congreso, de manera recurrente. Donde milito no hay ese consenso y a ver qué ocurre. Cualquier posición es respetable, por supuesto, pero como calquemos las directrices del pensamiento dominante en este punto, la pregunta será en qué otros aspectos nuestra oferta se diferencia de la de los demás. Por otro lado, cambiando de tercio, en un tema tabú marcadamente ideologizado que ahora está de moda (y que no voy a mentar) la izquierda se lo tiene que mirar y mucho. Por respeto a quien me ofrece este espacio no voy a profundizar en ello – sería un abuso de confianza y pondría en un serio aprieto a quienes aprecio – pero alguien acabará tomando cartas en el asunto. No tengo esperanzas en que lo haga nadie, absolutamente nadie que ocupe mi espacio ideológico, y será una batalla que libre por fuera.. mientras me quieran aguantar dentro. Ni en mi espacio, ni en la casa común. Y finalmente está el fenómeno migratorio procedente de los lugares más pobres, algo delicadísimo, donde por lo mismo no voy a incidir, si bien aquí sí me voy a mojar y diré que hay que darle una vuelta completa al tema. Una vuelta que mire por los países de origen, que ven como su juventud se les marcha, lo cual es un expolio más por parte de Occidente. Por los migrados, que a menudo se dejan todos sus ahorros para intentar cruzar el Mediterráneo sin ahogarse. Y por las sociedades de acogida, los barrios más desfavorecidos de nuestras ciudades, porque con independencia de que pudiera haber una obligación moral de acogerles, está claro que su integración no puede ser nunca sencilla ni acarrear problemas consigo. Negar esta realidad, en vez de afrontarla, es insultar al lector y a su sentido común. Todo para sostener un sistema de pensiones, que las altas esferas encima no saben gestionar bien con toda la fuerza de trabajo que ha llegado en décadas.

En el futuro ya veremos dónde acabamos cada uno. Pero anda que no hay curro para aburrir.

viernes, 24 de mayo de 2019

¿A quién votar en Tetuán? Busca la respuesta en el amor libre

¿PSOE? ¿MAS MADRID? ¿MADRID EN PIE?


mientras sea de  izquierda....

algunas ideas...