domingo, 3 de diciembre de 2017

'Luz verde' a la construcción del Museo Ambasz a la que el equipo de Carmena se opone

MARTA BELVER
1, diciembre, 2017

Recreación del Museo Ambasz proyectado en el paseo del Prado de Madrid

La Comisión Local de Patrimonio Histórico (CLPH) ha dado 'luz verde' este viernes a la construcción del Museo Ambasz en el número 30 del paseo del Prado, un edificio propiedad del Ayuntamiento de Madrid. La decisión se ha tomado por la mayoría que el Gobierno regional ostenta en este organismo, ya que el Consistorio de la capital -que también forma parte del mismo- ha presentado un informe en contra del proyecto.
En el equipo de Cristina Cifuentes argumentan que "es viable" por las "notables mejoras" que aporta respecto del boceto original y por el "escaso valor arquitectónico" del inmueble a sustituir, ya que la actuación implica su derribo. Lo afirman apoyándose en las tres evaluaciones técnicas que han solicitado sobre la nueva propuesta y que 'bendicen' su ejecución pese a plantear algunas objeciones.
Los informes en cuestión los rubrican una asesora de la candidatura del paseo del Prado a Patrimonio Mundial de la Unesco, el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando. Estos dos últimos valoran en concreto el cambio en la fachada que, tras la revisión del proyecto, ha perdido la mayor parte de la cubierta verde que había planteado "problemas técnicos" en el primer diseño y su rechazo por parte de la CLPH.
El Ayuntamiento, en cambio, defiende que se vuelva a elevar la protección del edificio, que en 2013 fue rebajada del nivel 2 grado estructural, "que aseguraba su mantenimiento", a nivel 3 grado ambiental. Tras el cambio, "se puede demoler en su totalidad para sustituirlo por otro si se demuestra que la nueva solución conserva las características arquitectónicas del entorno y mejora las condiciones tanto hacia el interior como hacia el exterior de la edificación existente".
En el informe contrario al Museo Ambasz elaborado por los técnicos locales se subraya que el inmueble actual, finalizado en 1936, es "un interesantísimo ejemplo de arquitectura institucional del periodo republicano" además de poseer "un indudable simbolismo para la ciudad". "Su conservación no es sólo importante por representar un ejemplo de un periodo histórico relevante y casi desaparecido e ignorado, sino también por ser un elemento que ayuda a conocer el desarrollo de las instituciones madrileñas y su evolución en el siglo XX", argumenta el documento aportado por el Gobierno de Manuela Carmena.
La directora de Patrimonio Cultural de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini, ha expresado a los representantes del Consistorio su "total respeto" a la posibilidad de que se pueda acordar un grado de protección superior del edificio. No obstante, ha señalado que esto "sería objeto de otro expediente de competencia municipal" y que precisaría "la actualización del Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos" del Ayuntamiento. "Es preocupante que dos años y medio después de haber iniciado su mandato todavía no lo haya hecho", ha añadido.

Cesión por 75 años

En 2013, bajo el mandato de la 'popular' Ana Botella, el Consistorio firmó un convenio de cesión gratuita por 75 años del inmueble en cuestión al arquitecto hispano-argentino Emilio Ambasz. Su intención era abrir un Museo de Arte, Arquitectura, Diseño y Urbanismo en el 'triángulo del arte' de la capital española, pero el primer proyecto que presentó fue informado desfavorablemente por la CLPH debido a los "problemas técnicos" que planteaba la fachada.
Tras el cambio de color político en el Palacio de Cibeles, el Pleno municipal ha aprobado este año una proposición para iniciar las actuaciones necesarias para rescindir este acuerdo y "restituir" el edificio al patrimonio público con el argumento de que podía ser "ilegal". Apadrinaron el impulso a este proceso los votos de Ahora Madrid, PSOE y Ciudadanos con la oposición del PP sin que hasta la fecha se haya materializado en nada concreto.
Entre tanto, la Fundación Ambasz ha presentado un nuevo proyecto para su museo en el número 30 del paseo del Prado, esquina con Gobernador, que para añadir un capítulo más a este 'culebrón' urbanístico permanece 'okupado' desde mayo. Este viernes la CLPH ha decretado su viabilidad en contra de la opinión del Ayuntamiento, que considera que no está obligado a dar una licencia de derribo de un edificio municipal si "se justifica motivadamente la denegación".
En la Comunidad de Madrid aseguran que el proyecto es "técnicamente viable" y que si el Consistorio no lo tramita será "por motivos políticos".
Fuente: El Mundo


 El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario