domingo, 11 de febrero de 2018

Izquierda Unida 2014 vs. Unidos Podemos 2018. ¿Pareja Intención Directa de Voto (IDV)?


Por Antonio García Moreno. Militante de Convergencia de la Izquierda – La Izquierda Hoy


Metroscopia hace pocas semanas publicó su barómetro de diciembre (1) donde reflejaba el prolongado, también leve, descenso de la formación morada coaligada con las Mareas (interpretamos, ya que no se pregunta por ellas) en previsión de resultados. El estudio separa curiosamente a Podemos de una irreconocible Izquierda Unida que de hace ya mucho tiempo los que estamos de espectadores la vemos como totalmente subsumida dentro de la formación populista. Y es que poco parece indicar, por mucho que lloren sus actuales dirigentes en dispersos titulares, que se fueran a presentar por libre en las próximas elecciones generales. Ello complica un poco las posteriores comparaciones y analogías. De momento, hay un triple empate técnico y los cuartos en discordia, nuestros protagonistas, o bien estarían descolgados, o bien se sumarían a ese empate técnico si se suma IU (siguiendo siendo cuartos). Como los estudios suelen tener una a veces indeseada cocina, vamos a analizar las Intenciones Directas de Voto (IDV) que presuponemos no tienen trucaje. Aunque hemos visto de todo en esta vida, de momento nadie ha protestado nunca por manipulación de los datos de campo extraídos directamente.

A día de hoy, por tanto, tienen un 11,3%, y ya entran dentro de las conjeturas si habría que sumarle una parte de mayor o menor cuantía del 3,7% atribuido a sus antaño (¿y ahora?) aliados. Créanme, sería un porcentaje residual en una repetida candidatura conjunta (2) (3).

2014: Izquierda Unida SI estaba haciendo la tarea
No quisieron darle bombo alguno en los medios, mientras que se insistía que era un proyecto obsoleto, que no servía, y que no estaba haciendo la tarea. Y que en aquellos momentos de desgaste del bipartidismo no avanzaba electoralmente. Pues bien, en el 2013, antes de la irrupción podemita, se superó de manera puntual al PSOE en IDV (4) (5). Y además, se registró un valor del 10,7%.


 Y a comienzos del 2014, se llegó al 11,9% (6).


Para concluir, aunque esto es cambiar de parámetros porque ya se trata de una encuesta pura publicada, con sus cocinas, estimaciones, y habrá quien diga que sus propios intereses creados, esta noticia de mayo de 2014. Por los mimbres mencionados anteriormente, en pleno descrédito el PP por su corrupción, me parece bastante creíble. Izquierda Unida habría entrado en el gobierno del Ayuntamiento de Madrid (7). Y no haber desparecido del consistorio un año después, como se estuvo trabajando con tanta saña desde dentro y fuera de la organización (8) (9).


Que este artículo, como tantos otros, deje constancia que la izquierda estuvo haciendo un papel más que digno durante los primeros años de la crisis, o por lo menos así era reconocido electoralmente, para que no perviva el relato de que la irrupción de nuevas fuerzas era inevitable. NO SERÍA JUSTO. Ni nos conformábamos con un 15%, o en todo caso asumíamos lo complicado de romper el techo de cristal, por múltiples razones, ni éramos unos rancios amargados. Va a costar horrores que un proyecto político serio de izquierdas vuelva a resurgir con solidez en este país por culpa de la chulería y prepotencia de Pablo Iglesias, sus acólitos, y los medios que les propulsaron. Gracias por los servicios prestados, disfruten lo votado.
Pero hace mucho que los lamentos los hemos dejado aparcados. Desde la militancia tradicional estamos trabajando con discreción y prudencia de cara al futuro. Las noticias acabarán llegando. Es bien jodido, pero es el papel que ahora nos toca históricamente.




No hay comentarios:

Publicar un comentario