lunes, 23 de abril de 2018

Carmena promete a los trabajadores de cinco centros deportivos municipales que "ninguno va a perder su empleo"

ISABEL F: LANTIGUA
Madrid 24 ABR 2018

El Centro Deportivo Municipal Francisco Fernández Ochoa, uno de los afectados. JAVI MARTÍNEZ

Por primera vez, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha pronunciado en público sobre la situación a la que se enfrentan 250 trabajadores de cinco centros deportivos municipales, que no saben qué va a ser de ellos cuando a partir de este verano el Ayuntamiento asuma la gestión directa de esas instalaciones, al vencer los contratos con las concesionarias. Los afectados llevan semanas concentrándose y pidiendo al Gobierno municipal que les dé una respuesta clara sobre su futuro. Y este lunes, durante el Pleno de Cibeles, la regidora les ha tranquilizado: "Ninguno va a perder su empleo", ha dicho. Aunque no ha explicado cómo lo va a hacer.
La semana pasada Carmena ya canceló una comparecencia en la Comisión de Cultura en la que tenía que tratar este asunto. En su lugar fue el director general de Deportes del Ayuntamiento, Francisco Javier Odriozola, quien afirmó que "se subrogará a aquellos empleados que tengan derecho según el convenio". Unas palabras que cayeron como un jarro de agua fría en los trabajadores, que dieron por hecho que lo que quería decir es que iba a ver despidos.
Una inquietud que se agravó días después, cuando en medio de un rifirrafe en el Pleno del distrito de Tetuán, la concejala presidenta, Montserrat Galcerán, les dijo que intentarían "subrogar al máximo posible". Es decir, no a todos.
Por eso han recibido con alivio la promesa de la alcaldesa Carmena, que ha dado explicaciones porque la edil de Cs, Sofía Miranda, ha llevado al Pleno la cuestión. "Garantizamos que ninguno va a perder su empleo. Y lo digo rotundamente", ha expresado la regidora. Pero no sabe si la subrogación correrá a cargo de otras empresas o del propio equipo municipal.
No obstante, a los trabajadores, que se han concentrado a las puertas del Palacio de Cibeles con gritos como "Obi, oba, Carmena nos quiere echar", no les basta sólo con la afirmación de la alcaldesa. Quieren, según han indicado a EL MUNDO, que todo quede por escrito y firmado. "Necesitamos garantías de que ninguno nos vamos a ir a la calle. Es de nuestro futuro de lo que se trata", ha indicado uno de los afectados.
Sofía Miranda le había pedido a Carmena que contestara a los afectados. "Señora alcaldesa, tiene a 250 trabajadores y a sus familias pendientes de un hilo. A 250 trabajadores que han visto cómo el Gobierno de la gente ha introducido la incertidumbre en sus vidas. Trabajadores que necesitan respuestas claras. No caben más balones fuera, no caben más ambigedades y no cabe más maquillaje. Usted debería marcar la política deportiva, no escurra sus competencias". Y acusó al Gobierno municipal de tomar esta decisión por "querer imponer una ideología sin pensar en nadie más".
Una acusación a la que Carmena respondió argumentando que "optamos por hacer una gestión directa, no por una cuestión puramente ideológica, sino porque nos preocupa mucho que los centros funcionen lo mejor posible". Ha indicado que miran mucho las encuestas y que "los tres centros que no llegan al aprobado son de gestión indirecta".
Los centros afectados por esta situación de incertidumbre son los siguientes: Francisco Fernández Ochoa (Carabanchel), Tres Cruces (Latina), La Almudena (Ciudad Lineal), Antonio Díaz Miguel (Tetuán), Fuente del Berro (Salamanca).
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario