martes, 26 de junio de 2018

Carmena aplaza la remunicipalización de cinco polideportivos tras las protestas de los trabajadores

ROBERTO BÉCARES
26 JUN 2018

Perspectiva del polideportivo Francisco Fernández Ochoa, en Carabanchel. JAVI MARTÍNEZ

La intención del Ayuntamiento de Madrid sobre la remunicipalización de cinco polideportivos municipales se va a quedar en el cajón al menos otros seis meses después de la protesta impulsada por los sindicatos, que temían por la situación de los 250 trabajadores.

Aun así, desde Gerencia del Consistorio afirman que «la recuperación de los cinco centros deportivos sigue adelante». Se trata de los polideportivos Francisco Fernández Ochoa (Carabanchel), Antonio Díaz Miguel (Tetuán), Fuente del Berro (Salamanca), La Almudena (Ciudad Lineal) y Las Cruces (Latina).
Según informaron ayer fuentes del Consistorio, se han prorrogado los contratos en cuatro de los cinco centros, ya que vencían en estas fechas, hasta finales de diciembre, mientras el de Las Cruces se producirá cuando venza el contrato actual.
«Las conversaciones con los representantes de los empleados de dichos centros han servido para generar un clima de diálogo y entendimiento mutuo. Además, internamente se están llevando a cabo los trabajos técnicos necesarios para llevar a buen fin este proceso», precisan desde el Consistorio.
Según fuentes municipales, se ha decidido retrasar la remunicipalización hasta que se culminen «los desarrollos técnicos necesarios para la recuperación de la gestión». «El objetivo es la mejora en la prestación de los servicios sin menoscabo del mantenimiento del empleo», señalan desde Gerencia.
Tras conocer la intención de remunicipalizar el servicio, los trabajadores de los centros afectados se reunieron en una plataforma para manifestarse y luchar por la subrogación total de todos los trabajadores. Sus demandas han sido escuchadas... por ahora. Según Juan Carlos Nicolás, secretario general de CCOO en el Ayuntamiento, «parece que había cierta inseguridad jurídica en las posibilidades que había en la tasa de reposición y algunas lecturas apuntaban que se podía subrogar la plantilla al Ayuntamiento sin que fuera plantilla del Ayuntamiento, pero nada estaba muy claro», por lo que desde la Gerencia de los centros se decidió «aceptar la apuesta más garantista con respecto al empleo, renovar las concesiones y esperar cambios legislativos».
Para la edil socialista Mar Espinar, la prórroga «es fruto de la inexistente política deportiva de este gobierno desde el principio». «La remunicipalizacion estaba en su programa y la finalización de los contratos encima de su mesa desde el inicio de la legislatura, así se lo he recordado en multitud de comisiones y de plenos. Cuando no se hace politica deportiva te ves obligado a improvisar y cuando improvisas decepcionas y te confundes», apunta la edil.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario