martes, 17 de julio de 2018

El TSJM paraliza de forma cautelar el plan urbanístico del Sureste que el Ayuntamiento redujo a la mitad

LUIS NÚÑEZ VILLAVEIRÁN
17 JUL 2018

Vista de Los Berrocales, uno de los lugares recogidos en el plan del Sureste. BEGOÑA RIVAS


El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha suspendido cautelarmente la ejecución del Plan Director de la Nueva Estrategia del Desarrollo del Sureste tras el recurso presentado por las Juntas de Compensación de Valdecarros, Los Cerros y Los Berrocales. El auto judicial impide así la modificación de un plan urbanístico en el Sureste de Madrid en el que el Ayuntamiento local redujo a la mitad las viviendas que los promotores pretendían construir inicialmente en esa zona.
La sección Primera de las sala de los Contencioso-Administrativo ha adoptado esta decisión al entender que, en este conflicto de intereses públicos debe prevalecer la preservación del ordenamiento urbanístico vigente. En el auto se recoge que la modificación del Plan solo puede llevarse a cabo a través de los instrumentos urbanísticos establecidos.
El desarrollo del sureste es un proyecto que lleva años paralizado y que el actual Gobierno de Manuela Carmena se había propuesto desbloquear como hizo con la Operación Chamartín pero su plan no convence a todas las partes y el caso ha terminado en los tribunales.
El objeto de la polémica es que en los ámbitos de Ahijones, Los Berrocales, Valdecarros y Los Cerros hay capacidad para levantar 105.000 viviendas, pero el Consistorio sólo contempla unas 53.000.
El Sureste cuenta con más de 5.000 hectáreas para desarrollar el Plan previsto de una posible expansión geográfica de la ciudad. La mitad de las viviendas proyectadas iban a estar protegidas. En la variación del Consistorio se planteaba además un aplazamiento en los tiempos de desarrollo.
Las Juntas de Compensación recurrieron, al entender que el Plan Director se trataba de «una disposición de contenido urbanístico» que afecta a «amplios sectores del municipio de Madrid» y prevé «la alteración sustancial de la ordenación de los ámbitos afectados».

Finalmente la Justicia les ha dado cautelarmente la razón. El Ayuntamiento deberá pagar las costas del juicio que ascienden a 600 euros. Contra esta resolución cabe recurso de apelación que deberá presentarse en el plazo de cinco días.
Fuente: El Mundo

No hay comentarios:

Publicar un comentario