martes, 27 de noviembre de 2018

Concentración de personal de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Madrid


  • Por el desacuerdo con el nuevo modelo de atención al público previsto por la Corporación

26 Nov 2018


Los Centros de Servicios Sociales de Atención Social Primaria, más comúnmente conocidos como Centros de Servicios Sociales de Distrito, son los equipamientos básicos de los que dispone el Ayuntamiento de Madrid para atender las necesidades sociales del conjunto de la ciudadanía, tales como los Servicios de Ayuda a Domicilio, Teleasistencia, Ayudas Económicas de Emergencia Social, gestión de Recursos de Apoyo Extraescolar y un largo etc. que constituyen una red de soporte normalizado de vital importancia para la sociedad actual que se sienta en el Estado Social del Bienestar.
Esta red de atención está formada por un total de 40 dispositivos en los que se computan un total de 481 puestos de trabajadores y trabajadoras sociales para atención directa, 124 personas en la unidades administrativas, 32 puestos Auxiliar de Servicios Sociales y 13 de Técnico de Integración y Acogida (estos datos son públicos y se pueden consultar en las diferentes relaciones de puestos de trabajo), esta plantilla que no está cubierta en su totalidad debe satisfacer las necesidades de una ciudad de unos 3.500.000 habitantes.
La actual Corporación, en el ejercicio de sus competencias, ha llevado a cabo la revisión del actual modelo de atención con el objetivo de "Mejorar el acceso de la ciudadanía a la red de Atención Social Primaria del Ayuntamiento de Madrid, como canalizadora del sistema de servicios y prestaciones sociales de responsabilidad pública, y motor de solidaridad e inclusión social"
Para realizar este objetivo el mismo establece una plantilla mínima de 707 trabajadores y trabajadoras sociales para atender y entre 210 y 240 trabajadores y trabajadoras en las unidades administrativas. A fecha de hoy esta dotación de personal ni está ni se la espera.
Así mismo el plan tiene entre otras innovaciones aspectos relativos al trabajo comunitario que pudieran suponer vulneración de derechos de los usuarios toda vez que el consentimiento que estos prestan, y que la administración les exige, para participar en estos grupos puede ser considerado como consentimiento viciado, como en el caso de los perceptores de la Renta Mínima de Inserción, a los que la no aceptación o consentimiento para participar en dichos grupos podría poner en riesgo el devengo de la prestación
Esta corporación argumenta que es un plan elaborado de manera “participativa” con los trabajadores, para querer confundir al conjunto de la ciudadanía; disfrazando de participación lo que ha sido una simple toma de opinión a algunos colectivos profesionales sin ninguna validez jurídica, y que además en la mayoría de los casos no ha sido tenida en cuenta.
De esta manera parece intentar diluir las críticas que sobre el mismo pueda recibir desde distintos ámbitos por suponer un serio ataque al desempeño de la intervención social en su sentido más amplio.
La única certeza es que la puesta en marcha de dicho plan se reduce a la disminución del tiempo de atención por entrevista, con el fin de intentar rebajar la insoportable lista de espera.
Este intento de disminución de lista de espera en nada va a mejorar el acceso de la ciudadanía a la red de atención; la falta de dotación de personal, sobre todo para gestionar todas las prestaciones que se deriven de la intervención social, va a suponer el colapso total de los servicios ya muy dañados por los últimos años de recortes.
El Ayuntamiento puede pretender disfrazar esta situación también; la “contratación” precaria de personas que diferentes programas de empleabilidad que pone a su disposición la Agencia para el Empleo de Madrid que depende del mismo Área de Equidad en una especie de Juan Palomo yo me lo guiso yo me lo como, viene siendo desde hace unos años la práctica habitual para maquillar la ocupación de los puestos. Nada más lejos de la tan publicitada intención política de fortalecer los servicios públicos que son incluso, a pesar de todos sus defectos, los auténticos garantes de la existencia de un estado de bienestar en condiciones reales de igualdad para todas las personas.
Es precisamente por esto, para evitar el colapso de los servicios y para no empeorar aún más las condiciones de atención que sufren/sufrimos todos como ciudadanos ya que todos somos susceptibles de ser usuarios del Sistema Público de Servicios Sociales, por lo que CCOO junto con UGT y los trabajadores y trabajadoras de los Servicios Sociales de Atención Social Primaria (de los distritos) exigen de esta corporación municipal la paralización de la puesta en marcha de este plan.
Los servicios públicos son de todos y todas, y a todas las personas les concierne la responsabilidad de defenderlos.
FUENTE: CCOO Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario