sábado, 19 de enero de 2019

76ª Marea Blanca: ruido de cazuelas contra el recorte horario en Atención Primaria

Como sucede desde hace más de cinco largos años, la Mesa en Defensa de la Sanidad Pública de Madrid (MESDAP), en la que participa la FRAVM, impulsa el 20 de enero, tercer domingo de mes, una nueva Marea Blanca contra el deterioro de nuestro sistema sanitario. En esta ocasión, anima a la ciudadanía madrileña a acudir con cazuelas, cazos y sartenes a las 12:00 a la Plaza de Callao para protestar contra la propuesta de recorte horario en Atención Primaria de la Comunidad de Madrid.


La movilización de la MESDAP, que agrupa a colectivos vecinales, sindicatos, organizaciones profesionales y de pacientes, se produce después de las concentraciones por una Atención Primaria digna y de calidad que tuvieron lugar el pasado miércoles ante los centros de salud de la región y que, organizadas por médicos, enfermeras y pediatras, fueron alentadas por las asociaciones vecinales. Tal y como indica la mesa en un comunicado que acaba de hacer público, “la Atención Primaria arde por los cuatro costados”, y no es para menos. “Faltan médicos y pediatras, falta personal de enfermería, falta de todo por los recortes y, en vez de aumentar el presupuesto extramermado hasta límites de usura, que es lo que correspondería para bien de la población, aportan la estúpida ocurrencia del proyecto piloto con reducción de horario en 14 centros de salud”, afirma la MESDAP.
Esta semana la Consejería de Sanidad dio a conocer el nombre de estos establecimientos, que se encuentran en los municipios de Madrid, Parla, Getafe, Leganés, Arganda, Móstoles, Soto del Real, Collado Villalba, Aranjuez, Alcalá de Henares, Navalcarnero y Alcobendas. En ellos pondrá en marcha a finales de mes su plan, que pasa por finalizar las consultas a las 18:30, de tal forma que a partir de esa hora solo se atenderá a los ciudadanos en el servicio de urgencias. Si el plan resulta exitoso, en unos meses extenderá la medida a todos los centros de salud.
Según la MESDAP, esta propuesta no solo no beneficiará a las plantillas de trabajadores sanitarios sino que producirá “pérdida de continuidad con el médico o pediatra habitual; ruptura del modelo público; absoluta traición al interés ciudadano y a su derecho a participar de la decisión (que no ha sido alertado ni preguntado por ello); y toma de impulso para seguir con un ERE encubierto”. El plan piloto ha sido firmado por dos sindicatos sanitarios únicamente, AMYTS y CSIT Unión Profesional, y cuenta con la oposición de CCOO, UGT, CGT, MAT y SATSE, entre otros, de las asociaciones vecinales y de las plataformas en defensa de la sanidad pública. En frente tiene, a tenor de la mesa, “a toda la población titular del servicio, pagadora de políticos y profesionales y víctima de los resultados”.
De extenderse la propuesta del Gobierno regional a todos los centros de salud se perderían más de 6.000.000 de citas médicas, que son las que se cursaron en 2017 en Atención Primaria después de las 18:30 y, desde luego, se saturarán las Urgencias, que desde hace tiempo claman por un refuerzo de personal.
Para la MESDAP, estamos ante un “ataque sin precedentes a la Atención Primaria y con ella un esfuerzo contundente para hundir el Sistema Nacional de Salud tirando abajo sus cimientos”, lo que le obliga a pedir “que se vayan a la calle cuanto antes todos los políticos gestores y todos los mandos intermedios, por ejemplo, Antonio Alemany [actual director general de Coordinación de la Asistencia Sanitaria], que se ha jactado del fin de la Atención Primaria. Pedimos el cese y despidos de cuantos por egoísmo, interés, inutilidad, prevaricación y otros, están empeñados en destrozárnoslo todo, a pesar de debernos honesta y obligada lealtad”, concluye el colectivo ciudadano en su comunicado.
Imagen: AP Se Mueve Arganzuela

FUENTE: FRAVM


No hay comentarios:

Publicar un comentario