sábado, 5 de enero de 2019

Fallece María Luisa Suárez, abogada


María Luisa Suárez Roldán nació en Madrid el 9 de septiembre de 1920. De familia liberal y republicana, cursó el bachillerato inicialmente en la Institución Libre de Enseñanza y lo terminó en el Instituto Calderón de la Barca. Comenzó Derecho en 1941, siendo la única mujer en ese curso y finalizó la licenciatura en 1944. En 1947 se incorporó al Colegio de Abogados de Madrid, para entrar como pasante en el despacho del entonces decano Manuel Escobedo, colaboración que terminó en 1955, cuando Escobedo nombró decano honorario e impuso en el salón de actos del Colegio la toga a Franco, que vestía para la ocasión traje militar y botas altas.
A partir de 1956, participó activamente en la vida colegial, en el recién creado grupo de abogados jóvenes en el que se integraban profesionales de diversas ideologías y partidos, siendo ya conocida como miembro del Partido Comunista de España (PCE), donde había ingresado en 1954, cooptada para el Comité Central en 1965, puesto en el que continuó hasta 1976. Ejercerá estos años como abogada de presos políticos, con frecuentes viajes al penal de Burgos
A finales de 1965, por iniciativa de Francisco Romero Marín, máximo responsable del PCE en el interior y con el apoyo de Marcelino Camacho y otros dirigentes sindicales, comenzó a funcionar el despacho en la calle de la Cruz nº 16, participando desde sus inicios María Luisa junto a los abogados Antonio Montesinos y José Jiménez de Parga, convirtiéndose en el primer despacho laboralista de Madrid y pasando a ser de esta forma, precursora de una legión de abogados laboralistas, como Manuela Carmena, Cristina Almeida, María Teresa García o Juan José del Águila.
En 1954 participó en el Congreso de la Abogacía de Valencia y en 1970 en el de León donde por una amplia mayoría se logró la aprobación de la petición de Amnistía y una regulación para la situación de los presos políticos. Desde la creación de la Jurisdicción Especial de Orden Público (1963-1977) María Luisa fue una de las abogadas que con mayor frecuencia actuaron ante el TOP (107 procesos), defendiendo en la mayoría de los casos a trabajadores y estudiantes madrileños. Igualmente intensa fue su labor profesional ante las Magistraturas de Trabajo. Legalizadas las Comisiones Obreras (CC.OO.) como Sindicato de clase, continuó como asesora jurídica, asumiendo esa función en Madrid y en Ávila hasta 1982, a donde se trasladaba todas las semanas, acompañada de su marido y compañero, Fernando Ontañón, con quien se casó en 1947.
El 1º de mayo de 1987 le fue concedida la Medalla de Oro al Mérito del Trabajo por su dedicación y larga trayectoria profesional como abogada, y en junio de 1996 la Cruz de San Raimundo de Peñafort, máxima condecoración a juristas de reconocido prestigio. En enero de 2005 la Fundación Abogados de Atocha concedió su primer premio al despacho laboralista de la calle Cruz, en la persona de María Luisa Suárez.

FUENTE: Juan José Del Águila Torres. Fundación 1º de Mayo (2014). Disponible en
https://nanopdf.com/download/18-de-diciembre-2014-fundacion-1-de-mayo_pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario