jueves, 10 de enero de 2019

Los servicios socioeducativos, paralizados en Madrid

CCOO denuncia los despidos y amenazas de Arjé a sus empleados y empleadas durante la huelga y anuncia nuevas movilizaciones a partir de este miércoles.


8 ENE 2019

Todo ello está motivado porque la empresa ha respondido a los paros convocados por los trabajadores y trabajadoras -que llevan meses sin cobrar- con una oleada de despidos y chantajes. CCOO apoya la huelga indefinida convocada por los trabajadores y trabajadoras de Arjé y anuncia jornadas de protesta en enero para exigir soluciones a la compañía y a las instituciones públicas que contratan sus servicios.
CCOO denuncia las tácticas agresivas que la empresa ARJÉ FORMACIÓN S.L.U. ha adoptado como respuesta a la huelga general indefinida convocada por sus trabajadores y trabajadoras. Los empleados y empleadas de la compañía –que imparte talleres socioeducativos y actividades extraescolares en colegios, centros culturales, juveniles y de mayores, dependientes de la Administración pública en toda la región- decidieron convocar este parón debido a los continuos retratos en el pago de sus nóminas. Conviene recordar que la dilatación en los cobros de nóminas y liquidaciones de final del pasado curso se ha vio agravada este otoño por nuevos impagos y amenazas de despidos en la empresa.
La posición de vulnerabilidad y desinformación en la que se encontraba la plantilla de Arjé desembocó en la convocatoria de una huelga. La medida buscaba presionar tanto a la empresa como a las administraciones públicas que contratan sus servicios para que ofrecieran soluciones al problema de falta de liquidez en que se escudaba la empresa. Sin embargo, lejos de solventar la situación, la respuesta de Arjé se ha basado en reaccionar con una oleada de nuevos despidos y presiones.
Así, en Coslada los técnicos de juventud fueron despedidos el mismo día que iniciaron la huelga. A pesar de que el Ayuntamiento prometió que el personal de Coslada Cultura iba a encontrar una solución permanente a partir de enero, actualmente la situación sigue bloqueada después de que los empleados y empleadas fueran despedidos el 30 de noviembre, dos días después de iniciar la huelga.
En el resto de la región la situación es similar: el 10 de diciembre empezó la huelga para la plantilla remanente, que se encontraba mermada después de que la semana anterior Arjé renunciase a la mayoría de contratos que tenía en la región, con el consiguiente despido de los trabajadores y trabajadoras.
De esta manera, fueron rescindidos los convenios con el Ayuntamiento de Madrid, pero también las extraescolares de Pinto y el programa de Informática Mayores del Ayuntamiento de Madrid. En Pozuelo de Alarcón, el personal de la Escuela de Música y Danza fue echado a la calle el viernes 14 de diciembre, después de las falsas promesas de cesión por parte del Ayuntamiento y la empresa para evitar que los trabajadores hicieran huelga.
Las medidas coercitivas y las amenazas encubiertas han sido una práctica tan intolerable como constante. Los trabajadores y trabajadoras del proyecto ‘Madrid, un libro abierto’ que continúan en huelga están siendo presionados con el pretexto de que mientras duren los paros no se puede ceder el servicio para desbloquear su situación. Entretanto, aquellos que no se suman a la convocatoria son obligados a demostrar su presencia en el puesto de trabajo y deben enviar su ubicación a través de sus teléfonos personales. Se trata de medidas de chantaje y presión que buscan que los trabajadores y trabajadoras acudan a sus puestos de trabajo sin cobrar y sin garantías de conservar su empleo.
La situación se cronifica a pesar de que miembros de la Federación de Enseñanza de CCOO se reunieron con responsables del Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo y del Ayuntamiento de Madrid para denunciar el acoso por parte de Arjé y exigir una solución urgente por parte del Consistorio. A día de hoy tan solo contamos con su compromiso de estudiar posibles soluciones y ejercer mayor control a este tipo de empresas en el futuro.
Mientras se mantiene la inacción institucional, desde el Comité de Empresa se ha puesto una demanda por despido colectivo encubierto, ya que consideramos que los despidos realizados por la compañía no se ajustan a lo que marca la ley en este tipo de situaciones.
Al margen de la vía jurídica, CCOO seguirá movilizándose en las calles para apoyar la lucha de uno de los sectores más precarios de la enseñanza. No pararemos hasta lograr el pago inmediato de los salarios y el compromiso por parte de empresa e instituciones de garantizar todos los puestos de trabajo y unas condiciones laborales dignas. Es injustificable que las administraciones públicas externalicen los servicios para después desentenderse sin ejercer ningún control que garantice que los contratos que licitan cumplan la ley.
Por ello, se anuncian dos nuevas movilizaciones. El jueves 10 de enero, la convocatoria será a las 10 horas frente al Área de Equidad, Derechos Sociales y Empleo (Paseo de la Chopera, 41). El jueves 31 de enero seguirán los paros, que tendrán lugar a las 10 horas frente al Ayuntamiento de Madrid.
Estas convocatorias -que se unen a la reanudación de la huelga general indefinida a partir de la vuelta escolar el 9 de enero- serán constantes hasta que los servicios públicos dejen de ser un negocio con el que especular a costa de los trabajadores y trabajadoras, y hasta que los servicios públicos, accesibles y de calidad sean una realidad que se vea acompañada por unas condiciones laborales dignas para quienes los ejercen.
FUENTE: CCOO Madrid

No hay comentarios:

Publicar un comentario